Número de visitas

lunes, 27 de febrero de 2017

270.- MURCIA. CENTRO URBANO. IGLESIA PARROQUIAL DE SAN PEDRO APÓSTOL









270.1 Iglesia parroquial de San Pedro, situada en la plaza de San Pedro, 1. Rectoría elevada en 1941. El primitivo templo se edificó sobre el solar de una antigua mezquita, citado ésta en el Libro de Repartimientos de Alfonso X. El actual edificio se construyó durante el primer tercio del siglo XVII y se reconstruye en la primera mitad del XVIII, en tiempos del obispo Joseph de Montes (1732). Desde 1588 había albergado la Cofradía de los Ciegos. En ella se celebraron todas las ceremonias del Santo Oficio. La fachada principal, concluida en 1612 por Diego de Ergueta, pertenece al tipo tradicional heredado del renacimiento, desarrollado y adaptado por el barroco, como demuestran los bocelones que enmarcan puertas y ventanas. Con ornamentación barroca, figura el escudo pontificio, y se corona con las esculturas de San Pedro y San Pablo en los extremos. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-1843-C_274_DETALLE_CENTRO).






270.2 Detalle de la balconada de la planta principal del edificio de la Unión y el Fénix Español en la plaza de Santa Catalina. Este edificio fue construido en 1933 en el solar en el que estuvo el edificio del Contraste de la Seda, una monumental obra del siglo XVII. 






270.3 Escudo nobiliario en la calle Ruipérez, 11. Está catalogado como Bien de Interés Cultural en el listado de inmuebles de fecha 22 de enero de 2016, de todos los municipios de Murcia.






270.4 Pasadizo interior del edificio Santa Catalina. Comunica la plaza de Santa Catalina con la calle Gavacha y la calle Ruipérez.






270.5 Escultura "La Niña de las Flores". Obra de José Fuentes Aynar, realizada en el taller artesano Fundirmetal Amando. La obra representa a una mujer que sujeta sobre su regazo un ramo de flores, y la técnica empleada para su elaboración es la fundición de bronce a la cera perdida. La escultura está sentada sobre el borde del vaso de la fuente central de la plaza de las Flores y muestra a sus pies dos palomas. La foto está tomada el día del desfile de Moros y Cristianos de la Feria de Septiembre de Murcia. (Texto extraído de la página web: http://www.laopiniondemurcia.es/murcia/2011/03/05/plaza-flores-luce-escultura-jose-fuentes-aynar/306966.html).






270.6 Cúpula y campanario de la iglesia parroquial de San Pedro vistas desde la plaza de la Flores.






270.7 Zona de tascas en la plaza de las Flores en un día soleado de la Feria de Septiembre de Murcia.






270.8 Portada lateral de la iglesia parroquial de San Pedro en la calle Cristo de la Esperanza. Al igual que la portada de la fachada principal también es obra de Diego de Ergueta.






270.9 Plaza de la Flores esquina calle Ruipérez.






270.10 Detalle del cuerpo inferior de la fachada principal de la iglesia parroquial de San Pedro. La portada está presidida por el escudo pontificio.






270.11 Detalle del cuerpo superior y de la torre campanario de la fachada principal de la iglesia parroquial de San Pedro. A los lados tenemos las efigies de San Pedro y San Pablo.




 

270.12 Hornacina con la imagen de la Virgen de los Desamparados en la calle del mismo nombre.






270.13 Calle San Pedro. Al fondo la iglesia parroquial.






270.14 Ventanales con mirador en la calle San Pedro.






270.15 Plaza San Julián.






270.16 Calle del Pilar. Al fondo a la derecha está la capilla del Pilar, en su la fachada hay una placa que dice: "Aquí estuvo la puerta de Vidrieros donde se señaló sitio a los comerciantes que trataban en vidrios y vidriados. La calle ya era conocida con este nombre en 1395, por ella entró Murcia el emperador Carlos V el 5 de diciembre de 1541". La puerta de Vidrieros fue sustituida por un arco llamado del Pilar, que por su angostura fue necesario destruir en 1863. (Texto extraído de la información turística municipal).






270.17 Capilla del Pilar, situada en la calle del Pilar esquina calle Julián Calvo. Construida sobre uno de los lienzos de la muralla de la ciudad, junto a un pequeño hospicio de peregrinos en 1683 por el corregidor del rey D. Francisco Miguel Pueyo. Según el historiador Fuentes y Ponte la ermita fue erigida por deseo del corregidor quien había llegado a Murcia en 1679. Una noche salió de ronda, en los primeros días de agosto de 1680, por la puerta de Vidrieros, y recibió un disparo de un caballero que se ocultaba de un delito de sangre. "¡Virgen del Pilar, amparadme!" exclamó Pueyo. La bala había dado sobre un relicario que llevaba siempre colgado al cuello. Detenido el agresor sería ejecutado a garrote vil. Pueyo, agradecido a la Virgen decidió levantar la iglesia, donde permanecerá para siempre su memoria. (Texto extraído de la página web: http://www.laverdad.es/murcia/v/20120804/murcia/maltrecha-ermita-pilar-20120804.html). En el lateral de la iglesia, en la calle Julián Calvo, hay restos visibles de la muralla medieval musulmana de Murcia.






270.18 Detalle del cuerpo superior de fachada de la capilla del Pilar. Esta fachada se levantó en 1863, cuando se derribó el arco del Pilar, y se decoró con un gran escudo real de los Austrias en el centro, y dos más de la ciudad de Murcia en los extremos, en ellos destacan las seis coronas de Murcia, antes de la concesión de la séptima por Felipe V. Estos son restos ornamentales de la antigua de Puerta de Vidrieros que daba acceso por la muralla al interior de la ciudad. La séptima corona del escudo de Murcia fue concedida en 1709 por Felipe V, el primer rey Borbón, que premió de esta manera la fidelidad de Murcia durante la Guerra de Sucesión. Hay una composición de escudos muy parecida en la fachada del palacio del Almudí.






270.19 Mercado de Verónicas, situado en la calle Plano de San Francisco. Desde antiguo esta zona, conocida como El Arenal, estaba destinada a transacciones comerciales y reuniones. Existía también la puerta de la Aduana donde se cobraban las tasas de las mercancías que entraban en la ciudad. En 1823 se ordena la construcción de casetas para comestibles en el Plano de San Francisco, aunque más tarde serían prohibidas. Fue en 1850 cuando se toma conciencia de la necesidad de construir un edificio destinado a mercado de abastos. Ese mismo año Juan José Belmonte diseñó el proyecto promovido por el Ayuntamiento de Murcia. El edificio se construyó en el huerto del convento de Verónicas y sufrió una reforma en 1864 llevada a cabo por Jerónimo Ros. Entre 1912 y 1916, el arquitecto Pedro Cerdán diseñó y edificó un inmueble de nueva planta sobre el solar del anterior que quedó demolido. Para aspectos importantes del interior se tomaron ideas del arquitecto municipal José Antonio Rodríguez. (Texto extraído de la página web: https://digitum.um.es/xmlui/bitstream/10201/42457/1/Territorio%205.pdf).






270.20 Fachada este del mercado de Verónicas, en el Plano de San Francisco. El aspecto exterior de este mercado diseñado por Pedro Cerdán es de estilo modernista, con planta rectangular a modo de gran nave abierta al exterior a través de dos grandes puertas, en fachadas gemelas en los extremos, a las que se suman otras dos laterales. A ambos lados de las entradas principales se agrupan pequeñas ventanas siguiendo una decoración modernista pero dentro de la sobriedad del conjunto. En la fachada principal y trasera aparece el escudo de la ciudad, adornado con guirnaldas de flores y enmarcado en pequeños frontones. (Texto extraído de la página web: https://digitum.um.es/xmlui/bitstream/10201/42457/1/Territorio%205.pdf).






270.21 Detalle de la parte superior de la fachada barroca de la iglesia del Salvador del convento de Verónicas, situada en la calle Verónicas. Diseñado, a modo de remate sobre la puerta de entrada a la iglesia, está formado por tres hornacinas que albergan los santos titulares, en el centro la del Salvador, a nuestra derecha la de San José y a nuestra izquierda la de San Francisco. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-5371-R_335_DETALLE_REPORTAJES).






270.22 Detalle de la puerta de entrada de la fachada barroca de la iglesia del Salvador del convento de Verónicas, situada en la calle Verónicas. Está flanqueada por columnas dispuestas de forma oblicua, y está realizada en piedra de cantería, adosada al muro de ladrillo visto. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-5371-R_335_DETALLE_REPORTAJES).






270.23 Interior de la  iglesia del Salvador del convento de Verónicas. En 1529 la rica señora Doña Isabel Ruiz de Alarcón ordena en su testamento la fundación de un convento sometido a la regla de las terciarias de San Francisco. Se forma así una comunidad en casa de su fundadora, cerca del convento de San Francisco y del palacio del Almudí. La iglesia del Salvador del convento de Verónicas se levantó en 1727 y fue reparada en 1730 por amenazar ruina. Varios años después se decidió demoler toda la edificación y construir de nuevo el monasterio. La nueva obra se inició el 19 de marzo de 1746 y se terminó en 1755. El monasterio de Verónicas fue incendiado en 1835 y suprimido poco después. Fue devuelto a la comunidad religiosa por R. O. de 10 de octubre de 1847. Sobre el huerto se edificaría el mercado de las Verónicas. La iglesia fue cerrada al culto el año 1974 y hoy en día es una sala de exposiciones. Las religiosas Hermanas Clarisas de Santa Verónica de la Orden de Santa Clara se establecieron en Algezares en un convento situado en la calle Subida a la Fuensanta. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-5372-R_335_DETALLE_REPORTAJES






270.24 Tramo de la cerca de Medina Mursiya articulada en dos líneas defensivas, la muralla y la antemuralla, situado en la calle Verónicas. En febrero de 1985 se aprobó la demolición del convento de Verónicas condicionada a asegurar la consolidación de la iglesia del Salvador, que podía verse afectada por el derribo. Durante el proceso de demolición, en enero de 1986, aparece este lienzo de muralla árabe con un torreón en uno de los lados, que había servido como muro de carga en una de las paredes del convento. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-5372-R_335_DETALLE_REPORTAJES).







270.25 Palacio del Almudí situado en la calle Plano de San Francisco. El Almudí era el lugar destinado al depósito de granos y compraventa de trigo y otros cereales y su nombre, Almudí, proviene de la medida de capacidad de áridos equivalentes a seis cahíces. El 20 de marzo de 1397, el Concejo decide la construcción de una casa para instalar el almudí en la plaza de San Julián. El elevado coste de mantenimiento y sus reducidas dimensiones obligaron al Concejo a aprobar, a mediados de 1554, la construcción de un nuevo edificio. Se levanta en los terrenos ocupados por el matadero municipal y se concluye en 1581. El 30 de agosto de 1612, se produce una explosión y con ella el derrumbe de gran parte del edificio, haciéndose necesaria su reconstrucción. Será el Corregidor D. Antonio Castejón quien finalice de las obras en 1628. En el siglo XVIII se construyen dos porches, obra de Jaime Bort, de los que hoy no se conserva nada. En el primer tercio del siglo XX se desaloja el palacio y se procede a una reforma completa, incluida la demolición de los porches de Bort. Esta obra será encargada al arquitecto Pedro Cerdán Fuentes, que la concluirá en 1946. La puerta principal del inmueble está coronada por un enorme escudo real de los Austrias flanqueado por dos escudos de Murcia con solo seis coronas. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,87,c,522,m,1075&r=CeAP-8789-R_675_DETALLE_REPORTAJES).






270.26  Detalle del medallón de la "Matrona de Murcia", grabado en piedra y situado en la fachada del palacio del Almudí. Obra de Hernando de Torquemada es el símbolo de Murcia. En la inscripción superior podemos leer: "Los muy ilustres señores Murcia y patrones del pósito del pan mando hacer esta obra siendo Corregidor el Ilustre Caballero don Pedro de Ribera de Vargas Vecino y Regidor de Madrid. Año 1575". Representa una matrona joven que amamanta a un niño mientras que otros dos aguardan, en impaciente espera, el alimento materno. La figura femenina se encuentra flanqueada por las seis coronas del emblema de la ciudad de Murcia de aquellas fechas. El conjunto lo flanquean dos figuras aladas asexuadas tenentes, que portan una filacteria con inscripción epigráfica decorativa. El grabado representa la virtud de la piedad, la caridad, la hospitalidad o la generosidad, virtud principal que tradicionalmente ha adornado al murciano de todos los tiempos. (Texto extraído de la página web: http://www.laopiniondemurcia.es/especiales/dia-region-murcia/2015/06/dama-almudi-prototipo-murciano-n736_16_21482.html).






270.27 Sala de exposiciones en el Patio de Columnas del palacio del Almudí.






270.28 Escultura "Venus en Bicicleta", situada en la calle Plano de San Francisco, frente al palacio del Almudí. Obra en bronce de Antonio Campillo del año 2009.






270.29 Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CES), situado en la calle Alcalde Gaspar de la Peña, 1. Es un órgano colegiado de carácter consultivo del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia en materia socioeconómica y laboral creado por Ley 3/1993, de 16 de julio.






270.30 Paseo del Malecón. No nació para ser un paseo sino como dique protector contra el turbulento río Segura. Parte del Plano de San Francisco y se adentra 1570 metros en la huerta, hasta terminar en la desaparecida Casa de los Tablachos, hoy suplida por le efigie en bronce de D. José María Muñoz, en la pedanía de La Arboleja. La portada se construyó en la década de los años 50 del siglo XX, siendo alcalde D. Agustín Virgili, según diseño de D. Daniel Carbonell, realizada en piedra arenisca a base de sillares, tallados y labrados. El malecón tuvo su origen en el siglo XV, acometiéndose su reedificación en el año 1736 por el Corregidor de la ciudad D. Francisco de Luján y Arce, tomando la forma de paseo que hoy conocemos. (Texto extraído de la página web: https://digitum.um.es/jspui/bitstream/10201/12841/1/El%20Paseo%20del%20Malecon%20y%20la%20Huerta.pdf).






270.31 Monolito con el "León del Malecón" que custodia la entrada al Paseo del Malecón. Se trata de un león de piedra sobre una lápida negra con una inscripción ilegible de 1776 alusiva a la reedificación de la pared y a la entrada al malecón. El león sostiene entre sus patas delanteras un escudo de Murcia con las siete coronas. Este león que vemos es una copia del original realizado en el siglo XVIII y que una vez restaurado ha sido depositado en el Museo de la Ciudad. El pedestal si es el original. (Texto extraído de la página web: https://digitum.um.es/jspui/bitstream/10201/12841/1/El%20Paseo%20del%20Malecon%20y%20la%20Huerta.pdf).






270.32 Pasarela peatonal sobre el río Segura, que comunica el Plano de San Francisco con el Barrio del Carmen y el Cuartel de Artillería. Obra del ingeniero Javier Manterola. Inaugurada el 12 de agosto de 1997.




 

270.33 Escultura homenaje a San Francisco de Asís, situada en los jardines del Malecón, a la entrada del paseo. Es obra de Manuel Mateo y la concepción global del monumento es idea del arquitecto Alfredo Vera Botí. Ocupa aproximadamente el lugar donde estuvo en su día la anterior, obra de Mario Antonio Ros López, inaugurada en 1927 y que fue derribada en abril de 1931. De ésta aún se conserva el cuerpo con una nueva cabeza en los jardines del convento de Santa Catalina del Monte mientras que la cabeza se guarda en el convento de Santa Clara. El jardín del Malecón, el jardín Botánico y el plano de San Francisco ocupan los terrenos del desaparecido convento de San Francisco y de la iglesia de la Purísima Concepción, con su Centro de Estudios de la Orden Franciscana. La orden se estableció en esta gran explanada el año 1280 y aquí estuvieron hasta 1835, año de la desamortización de Mendizábal. Los religiosos volvieron en 1900 con la Restauración Borbónica, pero durante la proclamación de la II República tienen que abandonar de nuevo su residencia. El 12 de mayo de 1931 un incendio destruye el convento y la iglesia. Finalmente en los años 60 del siglo XX el convento se derriba por completo. (Texto extraído de la página web: http://www.esculturapublica.es/2013_05_01_archive.html).








270.34 Busto en piedra del poeta murciano Ricardo Sánchez Madrigal, situado en el Plano de San Francisco, frente al palacio del Almudí. Obra de José Planes de 1926.






270.35 Edificio Zabálburu, situado en la calle Plano de San Francisco, levantado en el solar del que fue alcázar de Enrique III de Castilla y posteriormente sede del Santo Oficio. Obra atribuida a Juan Segundo de Lema y construida hacia 1890. Permanecen sus fachadas de estilo neomudéjar tras ser completamente reformado su interior en 1990. En el sótano conserva un tramo de la muralla medieval del siglo XII. (Texto extraído de la información turística municipal).






270.36 Hotel Reina Victoria, situado en la plaza Martínez Tornel, plaza que durante siglos fue llamada plazuela de la Inquisición. El solar sobre el que se levanta está lleno de historia murciana. Fue, en primer lugar, alcázar de Enrique III de Castilla (1390-1406) que lo levantó en 1405 como morada real dentro del recinto del Qasr al-Kibir musulmán. En 1478 pasó a ser residencia del Santo Oficio. El derribo del viejo alcázar comenzó en 1820, y el solar resultante quedó sin edificar durante largos años. Lo que quedaba en pie del alcázar de Enrique III se reaprovechó como escenario con el nombre de Teatro de la Cárcel Vieja. Finalmente se demolió el teatro y el terreno resultante fue adquirido por los hermanos vizcaínos José, Francisco y Mariano Zabálburu y Basabe. En junio de 1879 el alcalde hizo saber que los Zabálburu estaban dispuestos a obrar en sus solares del Arenal y de Santo Domingo siempre que los edificios que se alzaran quedaran aislados de los colindantes mediante el trazado de sendas calles. De este acuerdo nacieron las calles Basabe y el pasaje de Zabálburu. En 1885 concluyeron las obras, en estos terrenos de la placeta de la Inquisición, de un edificio de alquiler de viviendas, proyectado por Juan Segundo de Lerma. Este edificio fue arrendado en 1890 por el propietario del hotel París y lo abrió como hotel Universal, que en 1916 se convirtió en hotel Reina Victoria y durante la guerra civil de 1936 se rebautizó como hotel Victoria. El 30 de noviembre de 1977 se produce su cierre definitivo. Hoy en día es un edificio de alquiler de viviendas y locales comerciales. (Texto extraído de la página web: http://www.laopiniondemurcia.es/murcia/2013/05/28/hotel-victoria/472213.html).







270.37 Edificio del Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia. Se creó en el año 1981, a partir de la Delegación en Murcia del antiguo Colegio de Arquitectos de Valencia y Murcia mediante RD 2743/1981, de 30 de octubre. Ocupa el antiguo palacio del Santo Cristo propiedad de la Inquisición, construido durante el reinado de Fernando VII, situado en la calle Jara Carrillo.  Las dependencias del Santo Oficio se trasladaron a este inmueble, desde el vetusto y vecino alcázar de Enrique II, en 1823, mientras que las cárceles fueron a parar al antiguo colegio de San Isidoro, sede hoy del Instituto Licenciado Cascales. (Texto extraído de la página web: http://www.coamu.es/colegio/presentacion.jsp).






270.38 Calle Verónicas.





270.39 Escuela Universitaria de Turismo de Murcia, situada en la calle Alcalde Gaspar de la Peña. Es una institución académica adscrita a la Universidad de Murcia.






270.40 Casas solariegas en la calle Alcalde Gaspar de la Peña, junto al Paseo del Malecón.






270.41 Calle Madre de Dios esquina Gran Vía Escultor Salzillo.






270.42 Calle Ruipérez.






270.43 Calle Riquelme en un día del Bando de la Huerta. En este lugar perduran desde hace 500 años las casas de comidas baluarte de la espléndida gastronomía murciana donde acudían los forasteros con motivo de mercados y fiestas. Destacaremos el muy murciano pastel de carne o el de sesos, servidos en locales tan entrañables como Barba o Zaher; y por supuesto hay que visitar las innumerables cafeterías en las que tomarás el mejor café del mundo.






270.44 Gran Vía Escultor Salzillo en un día del Bando de la Huerta.






270.45 Nave central y coro de la iglesia parroquial de San Pedro.






270.46 Lado epístola de la iglesia parroquial de San Pedro. Al fondo la capilla del sagrario.






270.47 Capilla del bautismo de la iglesia parroquial de San Pedro.






270.48 Nave central y retablo del altar mayor de la iglesia parroquial de San Pedro, obra de Nicolás de Rueda. La distribución en planta de la iglesia de San Pedro responde a la tipología característica de las iglesias murcianas en esta época, de una sola nave con capillas laterales entre contrafuertes y comunicadas, crucero y cabecera recta, inscrito todo en un rectángulo. (Texto extraído de la página web: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,522,a,87,m,1075,&r=CeAP-274-PORTADA_CENTRO_AMPLIADO).






270.49 Presbiterio de la iglesia parroquial de San Pedro, presidido por el Cristo de la Esperanza, obra de Francisco Salzillo.






270.50 Detalle de la imagen de San Pedro arrepentido, obra de Francisco Salzillo, situada en el retablo del altar mayor de la iglesia de la que es el santo titular.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada